Los festivales musicales del verano. ¿Cómo sacarle provecho?

 

 

Llega el calor, ¡y con él la época de festivales musicales!
Si tu establecimiento se encuentra en alguna de las zonas donde se celebran estos acontecimientos, queremos darte unos consejos sobre cómo aprovechar el impacto económico que generan.

 

 

Junto con los conciertos puntuales, asistir a un festival puede ser la principal razón de viaje de los turistas, motivados por ver a sus grupos favoritos o simplemente por disfrutar con amigos en un entorno con música en directo a todas horas durante varios días.

 

Según los datos del Anuario de la Música en Vivo, elaborado por la Asociación de Promotores Musicales, los 50 festivales más grandes de España reunieron a más de 3 millones de personas en el año 2016. A nivel nacional, anualmente destacan el Primavera Sound y el Sónar (Barcelona), el Mad Cool Festival y el DCODE (Madrid), el FIB (Benicássim), el Arenal Sound (Burriana) o el BBK Live (Bilbao).

 

 

 

 

A nivel internacional, podemos encontrar el Glastobury (Inglaterra), el NOS Alive Festival (Portugal), el Rock en Seine (Francia), el Pukkelpop (Bélgica), el Sziget (Hungría) o el Coachella (Estados Unidos) entre los más populares.

 

Entonces, ¿cómo pueden beneficiarse los establecimientos turísticos de tal tráfico de visitantes?

 

En primer lugar, debemos conocer con antelación los días en que tendrán lugar los festivales anualmente. En la mayoría de casos, al terminar la edición vigente, se anuncian inmediatamente las fechas para la siguiente y se ponen a la venta las entradas o abonos con ofertas especiales.

 

En segundo lugar, es fundamental conocer el perfil del visitante. A raíz del éxito y la repercusión de los festivales, es cada vez más habitual su comparación con otros eventos feriales, empresariales o deportivos. Cada uno tiene su espacio, y en consecuencia, su público.

 

Según Ticketea, hay dos datos importantes a la hora de analizar el perfil del “festivalero”.

 

  • Por un lado, el género. El 54% son mujeres y el 46% son hombres.
  • Por otro, la edad. El 57,8% de asistentes tiene entre 16-29 años y el 28,7% entre 30-39 años.

 

Resultado de imagen de primavera sound publico

 

Dentro de este abanico tan variado, se debe tener en cuenta el diferente poder adquisitivo de cada cliente potencial. Es ahí donde entrará a escena el producto y los servicios de cada propiedad. Probablemente, el perfil de turista que se aloja en un hostel de camas compartidas no será el mismo del que lo haga en un hotel de 4* boutique, aunque ambos asistan al mismo festival.

 

Una vez tengamos estos datos, podemos comenzar a establecer las técnicas de Revenue Management que más nos convengan.

 

Por ejemplo, las más adecuadas a aplicar en estos casos son:

 

  • MLO (Mínimo de Noches), ya que los festivales tienen varias jornadas de duración, normalmente en fin de semana.
  • CTA (Close To Arrival), limitar las llegadas para un día en concreto. Por ejemplo, los días de más afluencia al festival, “obligando” al huésped a reservar una la estancia completa.
  • CTD (Close To Departure), el mismo sistema que al anterior pero impidiendo las salidar para una fecha específica.

 

Además, es fundamental recopilar la máxima información para trazar la mejor estrategia posible. A través de los factores aportados en el artículo, podemos obtener datos útiles. Por ejemplo, conocer la antelación de la reservas, el perfil del cliente, la ocupación y la producción de años anteriores en el mismo período, etc.

 

Gracias a todo estos inputs, resulta mucho más fácil diseñar una tarifas competitivas y un inventario correctamente distribuido en los canales. El último paso es adaptar estas herramientas a las características de tu establecimiento y su demanda.

 

Esperamos que estos consejos os sirvan para ponerlos a la práctica.

 

En breve, más artículos. Mientras tanto, ¡saludos y mucha música!

 

Sin comentarios

Escribe un comentario

Comentario
Nombre
Email
Website